Dos poemas de nieve

que te haya convertido
en mi Dios
es la única manera
de perdonarte
cada vez

***

Compulsión de lo implícito:
black ice dolor
en el contorno nevado
de la lluvia

Anuncios

Tronador – Pasteur 8.22 AM

Hay una canción vieja2015-08-25 13.03.51-1
que suena en mis auriculares
en repeat.
Una mujer que se maquilla
mal.
Un pibe que lee Kafka
una pareja que se besa
mientras las estaciones pasan
y una nena chiquita
con las uñas pintadas
y el esmalte saltado.
Hay una víspera
que también suena
en repeat.
Un viejo que tose
sobre la manga del saco
y entre muchos pies
unos zapatos altos
de charol.
Hay un chico con la mochila colgada
que saca del bolsillo
pañuelos de papel
y me da uno.

Minuto a minuto

Nada más descarado
que el paso del tiempo.
El limonero que
así y todo
va y florece.
Y el orden de las cosas
las tuyas
que exaspera
cuando lo que me queda
es encontrarte en cuadernos
llenos de fórmulas
y ecuaciones.
Contame cómo hacemos
con esto de la segunda persona.
La perversidad de los limoneros
es imperdonable.